LaGranCarrera(especial)395.png

El tema que incluye este artículo, no se encuentra o no está todavía en español. Por lo tanto puede ser que citas o secciones de la trama difieran ligeramente de las versiones oficiales, tales como en este artículo.

Un Mal Día en el Castillo Loch es el undécimo episodio de la séptima temporada.

Trama[editar | editar código]

Donald y Douglas disfrutan trabajar en Sodor, pero a veces anhelan regresar a Escocia. Un día, llegan a los muelles donde el Inspector Gordo les dice que Lord Callan está reabriendo su castillo y que los gemelos deben llevar pancartas y banderas al castillo para las celebraciones. Donald y Douglas están emocionados, ya que ir al castillo escocés sería como ir a casa. Harvey le dice a Percy que las celebraciones serán cerca del Castillo Loch, lo que preocupa a Percy. Douglas se burla de Percy y le pregunta si cree que el monstruo que supuestamente vive en el lago podría atraparlo. Donald está de acuerdo hasta que Douglas dice que solo estaba bromeando y no cree que el monstruo realmente exista. Donald insiste en que sí, y los gemelos discuten mientras parten.

Los gemelos toman su tren a lo largo de la línea y ven el castillo en la distancia, pero tienen que detenerse repentinamente para evitar golpear un árbol que se ha caído en su camino. Luego, para empeorar las cosas, un deslizamiento de tierra detrás de ellos golpea el furgón de cola de los rieles, dejando el tren varado. El maquinista de Douglas llama al Inspector Gordo, quien promete enviar ayuda lo antes posible.

Pero al caer la noche, no ha llegado ninguna ayuda. De repente, los gemelos ven una forma muy extraña que viene hacia ellos a través de la niebla. Douglas piensa que es el monstruo, pero a medida que se acerca, la forma resulta ser Harvey empujando el tren grúa. Donald y Douglas están muy aliviados.

Por la mañana, las vías están despejadas, y Donald y Douglas se dirigen al castillo. Lord Callan y el Inspector Gordo los llaman locomotoras muy espléndidas y útiles, a lo que los gemelos sinceramente están de acuerdo.

Personajes[editar | editar código]

Ubicaciones[editar | editar código]

Curiosidades[editar | editar código]

  • Yendo por orden de producción, este es el décimo episodio de la séptima temporada.
  • Se usan escenas de Problemas de Gemelos.
  • El nombre de este episodio en inglés es una referencia a la película "Bad Day at Black Rock (Conspiración de silencio)", de 1955.
  • La leyenda del monstruo en el Castillo Loch es exactamente la misma que la leyenda del Monstruo del Lago Ness en Escocia.
  • Este episodio marca algunas cosas para Donald y Douglas:

Errores[editar | editar código]

  • Cuando Donald y Douglas resoplan más allá del castillo en ruinas, están tirando del mismo tren que luego llevarían al castillo Loch. También les faltan caras.
  • Cuando Percy dice "Me alegro de no ir allí" Douglas tiene su cara enojada antes de que se suponga que lo esté.
  • Cuando los gemelos se detienen junto a Harvey, intercambian vías en comparación con la toma anterior.
  • Cuando los gemelos creen que pueden ver el monstruo, están desacoplados el uno del otro.
  • Cranky no está en su lugar habitual en los muelles de Brendam, aunque su base aún es visible.
  • Mientras los gemelos discuten sobre el monstruo, parecen verse felices.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.