"¡Wooo! ¡Mírenme, soy un fantasma!"
— Sir Handel

Thomas y la Gran Explosión, titulado Thomas y el Gran Susto en España, es el décimo episodio de la undécima temporada.

Trama[editar | editar código]

Thomas es muy descarado. Le gusta jugar con sus amigos, como jugar a las escondidas con Percy o cuando James gira en la plataforma giratoria. A pesar de su alegría, él siempre trabaja y lo hace bien.

Un día, Thomas tiene un nuevo silbato instalado y lo silba donde quiera que vaya. El Señor Percival hace que Thomas llene sus furgones con ladrillos, harina y madera con la ayuda de las locomotoras de vía estrecha. Thomas está realmente entusiasmado con este trabajo porque hace sonar su nuevo silbato en voz alta y asusta a Rheneas, lo que hace que la pequeña locomotora golpee sus furgones de pilotes. Skarloey y Sir Handel encuentran esto muy divertido. Las locomotoras deciden asustar a Rusty luego.

Rusty está tirando furgones llenos de ladrillos cuando el plan se pone en marcha. Thomas silba ruidosamente y Rusty golpea sus furgones, cubriéndose con polvo de rojo de los ladrillos.

Las locomotoras deciden asustar a Sir Handel, que tira de furgones de harina. Las locomotoras se esconden en la estación de Transferencias del Embarcadero, y todos lo miran. Sir Handel golpea sus furgones y se cubre de harina. A pesar de toda la diversión, nadie está haciendo ningún trabajo.

Thomas ahora decide asustar a Peter Sam. Él está tirando de una plataforma con madera. Después de que las locomotoras le silban, empuja su plataformas con tanta fuerza que la madera se estrella a través de algunos bidones de aceite y cae al canal.

El Señor Percival llega, y se enfurece cuando descubre que hay un gran desastre de ladrillos y harina, y que la madera está en el canal y que ninguno de los furgones de Thomas había sido cargado. Thomas, al ver sus errores, trabaja para poner todo en orden, poner todo en sus furgones antes de la hora del té.

Sin embargo, Thomas juega una última broma con el Señor Percival y esconde sus furgones. Cuando el Señor Percival llega, pregunta dónde están los furgones. Thomas revela los furgones llenos de ladrillos, harina y madera. El Señor Percival se ríe y declara que Thomas es "una locomotora muy divertida".

Personajes[editar | editar código]

Ubicaciones[editar | editar código]

Curiosidades[editar | editar código]

  • Yendo por orden de producción, este es el décimo noveno episodio de la undécima temporada.
  • Esta es la tercera ocasión en que James giró en un plataforma giratoria. La primera fue en Vagones y Plataformas y la segunda en Bzzz Bzzz.
  • Cuando Rusty dice "¡Pareces un fantasma!" la escena se acelera.
  • El título original es una referencia a "El Big Bang", un fenómeno que ocurrió hace miles de millones de años que se cree que creó el universo.
  • Este es el único episodio de la undécima temporada con las locomotoras de vía estrecha que no aparece en el DVD Locomotoras Extraordinarias.
  • A partir de este episodio y en adelante, debido a que ahora se le da un nuevo silbato permanentemente, el silbato de Thomas se baja y lo coloca más cerca de su caldera.

Errores[editar | editar código]

  • El narrador dice que Rusty llegó resoplando al embarcadero, pero Rusty es un diesel.
  • El narrador dice que Rusty resoplo alrededor del embarcadero, pero Rusty es un diésel.
  • El narrador dice que las pequeñas locomotoras hicieron sonar sus silbatos, pero Rusty tiene una bocina.
  • Cuando Peter Sam descarrila, se estrella a través de los topes y se sale de la vía, pero en la siguiente escena, los rieles continúan hasta el borde del muelle.
  • Peter Sam lleva la máscara facial feliz de Duncan al final.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.