FANDOM


"¡Oh no! ¡Rompí mis vagones de la suerte! ¡No iré a ningún lado sin mis vagones de la suerte!"
— Henry

El Día de Suerte de Henry es el octavo episodio de la undécima temporada.

TramaEditar

Se acercan las vacaciones de invierno y las locomotoras están teniendo dificultades para despejar las vías, excepto Henry porque ninguna de sus líneas está cubierta. Cuando Henry llega a los cobertizos, no hay nadie más que Thomas, quien le dice a Henry que él es la única locomotora que ha hecho todas sus entregas a tiempo y atribuye la buena fortuna de Henry a sus furgones de la suerte. Todas las locomotoras están dormidas, excepto Henry, que está feliz de que siempre llegue a tiempo.

Cuando Henry llega al depósito para recoger sus furgones de la suerte, descubre que no están allí. Thomas le dice a Henry que Edward se los llevó para entregar carbón a los aldeanos. Sir Topham Hatt llega y elige a Henry para entregar algunos regalos desde el aeropuerto. Pero Henry va a buscar a Edward para recuperar sus furgones de la suerte, pero le cuesta subir una colina y los rieles están helados, lo que lo hace retroceder hasta el fondo. Henry pronto se encuentra con un alud y dice que si tuviera sus furgones no habría sucedido. Henry pronto ve a James y Molly con Rocky limpiando algunas tuberías que bloquean la línea de Henry. La línea está despejada, pero pronto hay más demoras cuando Thomas está en la vía de Henry porque está despejando la línea.

Henry piensa que nunca volverá a ver sus furgones de la suerte, pero finalmente los encuentra en el bosque donde está Edward, pero va demasiado rápido, por lo que no puede detenerse a tiempo y choca contra los furgones. Henry se niega a irse sin sus furgones de la suerte, pero Edward dice que están rotos y si Henry no recoge los regalos del tren, los niños no tendrán nada que abrir a la mañana siguiente. Henry se da cuenta de que no hay forma de hacer su entrega a tiempo sino seguir su camino sin ellos. Afortunadamente, Henry puede llegar a la cima de la colina a pesar de los rieles helados y llega al aeropuerto y se pone en camino para hacer sus entregas. Después de hacer sus entregas a tiempo sin sus furgones de la suerte, Henry se da cuenta de que sus furgones no tuvieron suerte después de todo, pero sigue siendo la locomotora más afortunada cuando ve a los niños sonriendo.

PersonajesEditar

UbicacionesEditar

CuriosidadesEditar

  • Por orden de producción, este es el décimo cuarto episodio de la undécima temporada.
  • El papel de Molly no apareció en el primer borrador del guión, según SiF.
  • Este fue el último episodio en el que se ve a Thomas, Gordon, James, Percy y Emily con sus rostros dormidos y a Edward con su cara de dolor.

ErroresEditar

  • Cuando Thomas y Henry están en los Cobertizos de Tidmouth, la cara de Henry está ligeramente descentrada.
  • Cuando Henry descubre que sus furgones de la suerte están perdidos, el depósito está vacío, pero en la siguiente escena, Thomas está allí.
  • Se ve a Alice con el resto de los niños en la plataforma en Maithwaite, pero está ausente en el primer plano.
  • En una rara foto detrás de escena, Henry está sonriendo después de destruir sus furgones de la suerte.
  • Las ruedas de Henry se deslizan brevemente cuando el alud cae sobre su línea.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.