FANDOM


"¿Las locomotoras de Mainland nunca paran?"
— Gordon

Calma, Caitlin, titulado Cálmate, Caitlin en España, es el quinto episodio de la décimo séptima temporada.

TramaEditar

Una tarde, Caitlin está en el Castillo de Ulfstead, a punto de partir hacia Mainland con su último tren del día. Caitlin arranca, pero pronto tiene que detenerse nuevamente cuando uno de sus frenos se ha atorado. A Caitlin no le gusta esperar, pero no tiene otra opción. Tardan mucho en reparar los frenos bloqueados, y ya está oscuro cuando Caitlin finalmente logra ponerse en marcha.

Justo antes de llegar al Puente de Vicarstown, Caitlin es señalada. El Inspector Gordo explica que el puente ha sido cerrado por mantenimiento y que Caitlin y los pasajeros tendrán que pasar la noche en Sodor. Los pasajeros están un poco decepcionados, pero a Caitlin le gusta la idea de pasar la noche en la isla. El Inspector Gordo acepta que Caitlin pueda pasar la noche en los Cobertizos de Tidmouth. Caitlin está tan feliz que da un fuerte silbido. El Inspector Gordo advierte a Caitlin que vaya tranquila y silenciosamente porque la gente intentará dormir. Caitlin deja a sus pasajeros en la estación Kellsthorpe y se dirige hacia los Cobertizos de Tidmouth. A estas alturas, está demasiado emocionada para recordar la advertencia del Inspector Gordo, y no resopla en silencio o con calma.

Cuando Caitlin llega a los Cobertizos de Tidmouth, inmediatamente despierta a las locomotoras cuando dice en voz alta lo divertida que es la plataforma giratoria. Caitlin le explica a Gordon que pasará la noche en los cobertizos. Gordon advierte a Caitlin que debe quedarse callada si quiere pasar la noche en los Cobertizos. Justo cuando Gordon cierra los ojos nuevamente, Caitlin comienza a explicar en voz alta lo emocionada que está y toca el silbato para despertarlo nuevamente. Justo entonces, Percy se detiene y pregunta qué está haciendo Caitlin en los cobertizos. Thomas, adormilado, explica que Caitlin pasará la noche en los cobertizos, y Percy amablemente le ofrece su litera. Después de que ella ha retrocedido en la litera de Percy, ella pregunta dónde está Percy. Thomas explica que Percy está llevando el tren de correo. Caitlin piensa que el correo suena increíble, lo que le da a Gordon una idea para deshacerse de Caitlin. Él le dice a Caitlin que le pregunte a Percy si puede hacerse cargo de su correspondencia por la noche.

Caitlin le pregunta a Percy si puede llevar el correo. Percy es reacio a renunciar a su trabajo favorito, pero en aras de la paz y la tranquilidad (y con las grandes locomotoras que lo presionan silenciosamente desde los cobertizos), está de acuerdo. Percy advierte a Caitlin que sea considerada con otras personas que intentan dormir.

Caitlin resuena ruidosamente junto con el tren de correos; ella está demasiado emocionada para recordar la advertencia de Percy. Después de despertar a varias personas y al menos a un perro, regresa a los Cobertizos de Tidmouth, donde despierta a Percy para contarle sobre la carrera, lo que molesta a todas las locomotoras. Henry le dice a Caitlin que puede llevar el Flying Kipper; Gordon, por supuesto, piensa ansiosamente que esta es una idea brillante, y también Caitlin. Henry trata de decirle a Caitlin que sea considerada, pero antes de que pueda terminar su frase, Caitlin está resoplando ruidosamente.

Caitlin ruge con entusiasmo a través de la aldea de pescadores y Wellsworth con el Flying Kipper. Luego, pasa el parque de animales, donde despierta a los animales. Pronto, sale el sol, y la hermosa vista hace que Caitlin se emocione aún más.

Cuando Caitlin regresa a los Cobertizos de Tidmouth, está extremadamente cansada. Caitlin retrocede en la litera vacante de Edward y está a punto de descansar, cuando llega el Inspector Gordo. Está muy enojado y regaña a Percy por ser demasiado ruidoso con el correo, y a Henry por ser ruidoso con el Flying Kipper. Percy y Henry protestan porque no hicieron esos trabajos anoche, lo que hace que Caitlin confiese que ella fue la que causó el disturbio. El Inspector Gordo está enfadado con Caitlin por no prestar atención a su advertencia. Después de que Caitlin explica lo emocionada que estaba, el Inspector Gordo comprende y no está tan enojado con ella. Él explica que el Puente Vicarstown ha sido reparado y que si Caitlin quiere ser realmente útil, puede llevar a sus pasajeros de regreso a casa. Caitlin resopla tranquila y calmadamente para ir a buscar a sus pasajeros.

Mientras espera en el Puente de Vicarstown, Caitlin está tan cansada que se queda dormida. Afortunadamente, Connor pasa a su lado y la despierta. Caitlin se pregunta si quedarse despierta toda la noche había sido una buena idea después de todo.

PersonajesEditar

Algunos pasajeros se quejan.

UbicacionesEditar

RepartoEditar

México y LatinoaméricaEditar

CuriosidadesEditar

  • Yendo por orden de producción, este es el séptimo episodio de la décimo séptima temporada.
  • Este episodio se emitió antes de que El Rey de las Vías se estrenara en el Reino Unido, lo que significa que el público no sabría sobre Connor, Caitlin, el Castillo de Ulfstead o el Puente de Vicarstown.
  • La trama de este episodio es similar a la historia de la revista El Servicio de Duck.
  • Rebecca O'Mara y Jonathan Forbes se unen al elenco de voces en Inglés. Debido a que O'Mara se unió al elenco, esta es la primera vez desde que se establecieron actores de voz individuales para incluir actrices de voz que no sean Teresa Gallagher o Jules de Jongh.
  • Este es el primer episodio escrito por Davey Moore.
  • Este episodio marca la única aparición de Caitlin en la décimo séptima temporada.
  • Según una entrevista de SiF con Sam Wilkinson, en el guión original, el retraso de Caitlin en el Castillo de Ulfstead fue causado por un problema de freno de un vagón.

ErroresEditar

  • El nombre de Rebecca O'Mara está mal escrito como "Rebbecca O 'Mara" en los créditos finales.
  • Cuando Caitlin abandona el Castillo de Ulfstead, tiene tres vagones, pero cuando resopla por el túnel de Henry, tiene cuatro.
  • Durante una de las tomas en el Puente de Vicarstown, cuando el Inspector Gordo le dice a Caitlin que está cerrado, el último vagón de Caitlin parece haberse convertido en uno de los de Connor.
  • Durante la mayor parte del episodio, las barras laterales de Caitlin no se renderizan correctamente.
  • Caitlin no está humeando cuando pasa por Wellsworth.
  • Cuando Caitlin pasa por Wellsworth con el Pez Volador, tres vagonetas de mercancías grises son de gran tamaño en comparación con las utilitarias.
  • Cuando Gordon le dice a Caitlin que tome el tren nocturno en lugar de Percy, sus ojos están viscos.

Errores de DoblajeEditar

  • En el doblaje Latinoamericano, cuando Caitlin pasa por el túnel de Henry, el narrador erróneamente lo llama el Puente de Henry, cuando técnicamente no lo es.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.